A pesar de que todavía falta para que llegue el 2019, ya comienza a vislumbrarse hacia dónde va el sector: competición, fitness digital y salud como epicentro de todo.

Lentamente nos encaminamos hacia 2019 y, aunque todavía quedan más de dos meses para adentrarnos en el nuevo año, ya comienzan a atisbarse cuáles serán las tendencias fitness que imperarán en el panorama internacional. Será FIBO 2019, la feria más importante del sector que tendrá lugar en Colonia (Alemani) en el mes de abril, la que marque la pauta, pero ya sabemos qué esperar de ese acontecimiento.

La mayor feria mundial de Fitness, Bienestar y Salud establecerá las tendencias para el presente año comercial y es conveniente comenzar a familiarizarse con ellas. Es pronto todavía para saber exactamente cómo se abordarán y desarrollarán, pero sí podemos ofrecer un primer esbozo sobre las 3 tendencias fitness que arrasarán en 2019:

1. Competición en los gimnasios

La competencia promueve la lealtad del cliente. La nueva tendencia de competencia en fitness tiene como objetivo hacer del entrenamiento en un gimnasio una experiencia. Los entusiastas del ejercicio físico pueden entrenar solos o en grupos pequeños, competir entre sí bajo la orientación profesional o impulsar su propio rendimiento.

El factor de competencia motiva a los miembros de los gimnasios a asistir a entrenamientos regularmente y bajo la supervisión de personal cualificado, se pretende incrementar esa dinámica. La competición es adecuada para el entrenamiento de potencia clásico, los circuitos, el entrenamiento funcional, las clases de spinning o para otro tipo de ejercicios en grupo. Eso sí, habrá que esperar todavía un poco para conocer los nuevos conceptos de entrenamiento, equipamiento y la maquinaria de gimnasio necesarios.

2. Fitness digital

El fitness digital se va a convertir en un elemento imprescindible para los gimnasios, que también incidirá en la motivación y lealtad de sus clientes porque permitirá entrenamientos más individualizados y flexibles. Por ello habrá que permanecer atentos a las novedades que se presenten en FIBO 2019 y la repercusión que tecnologías como la realidad virtual o la conectividad pueden tener para el entrenamiento funcional y de máquinas.

De hecho, también se especula con que la digitalización del mundo fitness no se limite a los gimnasios y se puedan organizar competiciones fuera de ellos, ya sea para mantenerse en contacto con los miembros del gimnasio o como complemento en entrenamiento al aire libre.

3. La salud como epicentro

El interés por promover hábitos de vida saludables va en aumento y el fitness se ha establecido como un estilo de vida para todas las generaciones. Esto también redunda en una formación saludable, ya sea para la prevención o para el desarrollo muscular sostenible, en la que los gimnasios y fisioterapeutas tienen mucho que decir al respecto.

El binomio ‘Cuerpo & Mente’, a través del yoga y la meditación, se potenciará, y se tendrán en cuenta aspectos como el historial médico para adecuar las rutinas de entrenamiento y qué maquinaria es más adecuada para prevenir lesiones o trabajar a pesar de ellas. También se dará importancia al creciente mercado del fomento de la actividad física en el lugar de trabajo y se empezará a oír hablar más de la gestión de la salud y su promoción en el lugar de trabajo con mayor frecuencia. Y la alimentación. Un aspecto fundamental al que se le seguirá dando el protagonismo que merece.